Lo que se hereda, no se roba, dice el refrán popular. En el caso de María Inés Cugat, además del local en donde se realizan las actividades del Galpón Cultural Encuentro Ciudadano, heredó de su padre un sentido de solidaridad, que la marcó desde pequeña: _“Mi papá era así, bondadoso, solidario con la gente que pasaba y estaba en situación de calle, los llamaba, los bañaba y les daba de comer” _dice María Inés, recordando aquel legado que la impulsó, allí por el 2019 a poner el galpón, ubicado en 50 y Montevideo, a disposición de los vecinos.

La situación ocupacional del barrio era preocupante, por lo que “Mary”, Bautista y otros vecinos pusieron una mesa frente al local, para anotar a todos aquellos que estaban pasando por un mal momento laboral y poder hacer llegar ese listado a las autoridades municipales. Desde entonces, los desocupados, pasaron a ser parte fundamental de las actividades del Galpón. “Desocupados en acción” está conformado por un grupo de vecinos que actualmente no cuentan con un trabajo fijo, por lo cual allí encuentran un espacio en dónde preparar y vender sus producciones. Rafael y su esposa Adriana, forman parte de la comisión del Galpón, y varias veces a la semana elaboran pan casero y bizcochitos para vender a precios populares, y también donar a quienes necesitan. Otros venden sus artesanías, leña, huevos, plantas y otras mercaderías. También, un grupo de ellos, se está capacitando en “Pupas” (Pequeñas Unidades Productoras de Alimentos), por medio del Departamento de Seguridad Alimentaria municipal, para poder desarrollar un proyecto gastronómico que les permita apalear su situación económica.

Antes de que comenzara el aislamiento social y obligatorio, los nietos de Mary, siguiendo con la tradición familiar de ser solidarios, le propusieron a su abuela abrir una copa de leche. Así nació “Los Pichones”, donde, además de recibir una merienda, los chicos y chicas del barrio hacían dibujos y manualidades.  En cuanto se dispuso el ASPO, les fueron preparando viandas para repartirles y armaron el ropero comunitario.  De a poco se fueron sumando vecinos, no solo de Los Talas sino de otros barrios, como Villa Progreso y Barrio Banco Provincia. Pero el Galpón Cultural Encuentro Ciudadano no se conforma con intentar dar respuesta a los reclamos y necesidades del barrio, sino que, como cuenta Mary, su actividad “se expande” y los vecinos de otros puntos de la ciudad, al ver el Facebook del Galpón, llaman para dejar sus inquietudes y problemáticas. _ “Comentan la situación de sus barrios, que no tienen agua” _ dice Mary, resaltando que los convocan “hasta de La Franja”. Por ejemplo, durante el verano, cuando hubo escasez de agua en distintos lugares de Berisso, desde el Galpón realizaron los reclamos pertinentes a ABSA, obteniendo en total catorce, uno para cada uno de los barrios y juntando firmas para elevar una petición a la gobernación, sobre esta situación particular.  _“Donde falta algo, yo subo fotos”_ agrega Mary_ “Subo fotos de cómo está Berisso”_ concluye, afirmando que eso lo aprendió en la militancia, la importancia de recorrer los barrios y conocer las problemáticas existentes. Todo ello es parte de otro brazo del trabajo que realizan quienes integran este espacio, que es el de “Servicios a la comunidad”. Mary, Bautista, Rafael y el resto de los integrantes, se mueven para gestionar una respuesta para quienes se acercan: gente sin trabajo, que necesita medicamentos, hasta un transeúnte hipoacúsico que se quedó sin nafta frente al Galpón, fue socorrido ante su urgencia. Y, a la vez, se construye un ida y vuelta en este camino de solidaridad. Los mismos vecinos que contactan a la gente del Galpón por sus inquietudes, son quienes luego donan ropas, libros y demás para colaborar con el espacio cultural.

Al lado del galpón, en la plaza denominada de “la bandera”, la insignia argentina flamea las veinticuatro horas del día. En ese predio, que también fue cedido por Mary, hay proyectos de poder construir un lugar para que los niños y niñas del barrio accedan a beneficios relacionados con el deporte. Todo en el Galpón Cultural se hace a pulmón, con el aporte de los vecinos y vecinas, con la dedicación y el esfuerzo que ponen los integrantes de la Comisión.  Cualquiera que pase por aquel lugar sabe que va a encontrar una mano tendida frente a la necesidad individual o un reclamo comunitario, y que cuenta con un espacio en donde generar un encuentro entre ciudadanos.

 

   

1 comentario

  1. Muchas gracias, Berisso Digital !! gracias a la Comunicadora Rosalía Montenegro, por la entrevista y nota que realizó. – – – De parte de la Com. Direct. G.G. “E. C.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.