José Bernstein nunca se lo propuso, pero así lo comenzaron a llamar (José de Tarot) después de haber ganado el concurso para ingresar como DJ al boliche más codiciado del ambiente en la Capital Federal, a mediados de los ’70 y principios de los ’80: Tarot, en Flores. Toda la farándula del momento se daba una vuelta por esa disco: Moria Casán, Jorge Porcel y Susana Giménez, en su mejor momento.

Fueron 16 años de trabajo intenso, porque simultáneamente compaginaba discos de vinilo para distintas compañías discográficas (con los temas que ellas le proveían). Y José de Tarot se hizo marca registrada.

El primer vinilo lo editó en 1978 (Tarot inéditos, para Fonogram). Fue un éxito. Allí volcó toda la música que recién dos años más tarde pegaría en todo el país: Ladies Night, de Kool and the Gang; Montes de Katmandú, de Tantra o Don’t let go de Isaac Hayes.

Trabajaba de lunes a lunes. En ese período además de hacer radio, llegó por primera vez a la ciudad de Bahía Blanca para pasar música en el boliche de calle Florida, frente al Parque de Mayo. Fue en la década del ’80. Aún no sabía que 20 años más tarde se enamoraría de una bahiense y que su destino estaría allí.

La mayor virtud de José durante muchos años fue mostrar discográficamente una movida que nadie esperaba y que luego se impondría en el oído popular. Sobre todo en la época en la que se dedicó al house o el tecno house, mostrando a grossos como Depeche Mode, Erasure o Technotronic.

En 1988, por ejemplo, armó la radio Z95 y se la jugó: plasmó su idea en base a la música dance y house. Rompió el molde de la época. Comenzó con el 0.8 porciento de audiencia y logró llegar al 50 en seis meses. Hasta Daniel Grinbank, el creador de la Rock&Pop, lo llamó para felicitarlo. También armó su propia productora y trabajó en distintas compañías discográficas (Polygram, Tono Disc, Leader Music, CBS, entre otras) y en discotecas.

En 1993 fue el año en el que no se fabricaron más discos de vinilo en nuestro país. Hasta ese momento, José compiló 73 Long Plays internacionales para todos los sellos, entre ellos 11 álbumes full.

El vinilo marcó su vida. La música es su alimento.

Mucho tacto musical. Actualmente José vive en Bahía Blanca, vende discos en Drago 74 y en O’Higgins 71 (local 14) y emite su programa “El crucero del regreso” por una veintena de radios on line y FM de todo el país.

Las compañías lo proveen de material para que él evalúe si es potable para el mercado o no. También se va enterando de otros títulos importantes que son interesantes y averigua si tienen o no representación.

-El tacto para detectar un beat o una melodía interesante, bailable, te lo debe haber dado tu experiencia como DJ.

-Seguro. En mi primer disco (Tarot inéditos) eran todos temas pisteros, pero siempre había alguno que pegaba más. En este caso fue Ladies Night, de Kool and the Gang. Lo saqué en octubre de 1978, pero pegó en 1983. Recién ahí se editó oficialmente. Pero la gente ya lo tenía metido en el oído. Ya había un mercado.

–Por eso probaban con los simples. Si pegaban, largaban el Long Play.

–Exacto. A veces sacaban dos simples, para corroborar que realmente valía la pena…

–Tenés una disquería, negocio que hasta hace poco muchos veían en decadencia.

–Quien profetizó que las grandes cadenas se irían cayendo la pegó. Nosotros fuimos creciendo con el vinilo y con cosas nuevas. Nichos musicales que en Bahía habían perdido la costumbre de consumir,

–¿Cómo qué?

–La producción independiente de distintos géneros musicales como el tango, folklore, pop o canción de autor. Además, a nivel mundial (no es un invento mío) se está dando la búsqueda del disco de vinilo, una gran curiosidad de varias generaciones.

–La gran diferencia de calidad.

–Una cosa es ver House of the Holy de Led Zeppelin en chiquitito, en 17 centímetros y otra cosa es ver esa tapa espectacular en más de 30 con el álbum doble.

“Cuando en 1993 se dijo que no se fabricaban más discos muchos tiraron los minicomponentes y los toca discos. Quienes los guardaron, hoy están buscando púas, reparándolos…”.

–Ahora algunos se animan a fabricar vinilos otra vez ¿son iguales que los antiguos?

–La última edición de los discos de Los Beatles salió remasterizada en vinilo pero yo tengo los originales sin usar y suenan un poco mejor. El sonido era superior antes porque era natural, hay un componente vegetal en el proceso químico de la formación de la pasta vinílica, que le daba naturalidad. Hoy usan otras cosas.

La Mona no es lo mismo que Elvis.
–¿Cómo le explicarías a un joven la diferencia entre un disco de pasta y uno de vinilo? Muchos creen que son sinónimos.

–El de pasta es aquel viejo y duro. Con soplarlo se quebraban y la mayoría eran de 78 en velocidad. Llegó a haber de 45. Es otro material.

–¿Cuánto sale una púa hoy?

–Una común, para un winco común, aproximadamente 5 dolares.

–¿Y un vinilo usado? ¿Cuál es el criterio de cotización?

–Hay que tener en cuenta su estado, el disco y la tapa. El tercer punto para formar el precio es el artista.

–Dame un ejemplo concreto.

–No vale lo mismo un disco impecable de La Mona Giménez que uno de Elvis Presley no tan bueno o uno de Julio Iglesias sin usar que uno de Los Beatles bastante pasado.

–¿Qué discos son los más buscados, los que valen oro para un coleccionista?

–Hay discos de culto como el de Camila Perissé, la actriz que actuaba con Tato Bores, para todos aquellos que hacen danza aeróbica. Fue la primera mujer que grabó un vinilo con danza jazz.

–¿Otros?

–El disco del dibujo animado “Meteoro” o los de Gatti, Fillol o el gomazo de Tinelli. Son cosas muy raras, que no se ven. Por eso tienen un valor histórico, nostálgico.

Internet ya no es un cuco.

–¿Cuál es la tendencia actual del melómano?

–Hace ya un par de años se está volcando a consumir el CD o DVD original. Ya no les va copiar o bajarse un disco entero. No les resulta cómodo, práctico ni audiblemente apreciable. Además, les gusta ver la información, el valor agregado.

“Internet, que era el gran cuco, queda ahora como referente para ver de qué se trata el nuevo disco de… Se bajan unos temas o todo el disco. Si les gusta van a comprar el original”

Escucha su última aventura llamada: “El crucero del regreso” y que se emite por Radio Frecuencia Digital de www.berissodigital.com los viernes y los lunes a las 12 hs.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.